EL ANDREION

Quieran tus dioses y los míos
que Amor nos alimente el vientre.
No hay ser más afortunado
que aquel que bebe en unos labios
a un dios enamorado y a su sangre.
(De "Ecbatana", 1998)

BITÁCORA DEL ESCRITOR ESPAÑOL JUAN GARCÍA LARRONDO.

Bienvenid@! Este cuaderno está siempre en intermitente construcción. En él podrá encontrar noticias relacionadas con el autor así como enlaces para conocer algunas de sus obras editadas, aficiones, webs favoritas, notas de prensa, artículos de opinión, videos de antiguas representaciones teatrales y alguna que otra incongruencia.

Para cualquier sugerencia, contacto, contratación o palabra de aliento, sígame la pista o apúntese a la lista de invitados de El Andreion. ¡Gracias!

REDES SOCIALES:









sábado, 5 de abril de 2014

20 AÑOS DE "CELESTE FLORA"


Veinte años no son nada, dicen. Pero son tantos... En realidad, son ya casi 22, pues "Celeste Flora" fue escrita durante el otoño de 1992, aunque, es verdad, se estrenó en 1993 y fue publicada por primera vez en el volumen de "Teatro de la Memoria" editado por Altazor allá por 1996.
Desde entonces la obra ha pasado por todo tipo de avatares. El más milagroso y extraordinario fue el ser concebida y levantada en los escenarios por y para la compañía Albanta, para quien siempre fue escrita y para quienes considero tan padres y tan responsables de su éxito como yo mismo. Más si cabe. Las actrices Ángeles Rodríguez y Charo Sabio pusieron voz y alma a una segunda piel que fue diseñada para ellas, tejida con emociones transparentes para que encajaran y realzaran la perfección de sus talentos. Pepe Bablé, visionario y director teatral de raza, le dió el alzado al sueño, coronó la flor y me regaló un noviembre que llevaré en mi corazón hasta el último de mis días. Otoño. Siempre Otoño. Para mí, el tiempo y la estación de la resurrección. La luz que no se apaga nunca...
 


Ángeles Rodríguez, Charo Sabio y Larrondo en Cádiz, poco días antes del estreno de "Celeste Flora" el 18 de noviembre de 1993.
Charo y Ángeles, Flora y Narcisse.
No me cansaré nunca de darles las gracias, por haber hecho suyas mis palabras y haberlas repartido por muchos corazones de todo el mundo. Sin ellas, sin Pepe, sin las cientos de personas que han leído o presenciado las respresentaciones de la obra y se han emocionado con ella, no tendría nada que celebrar. ¡Gracias!
 
Larrondo y Albanta (Pepe Bablé, Charo Sabio y Ángeles Rodríguez) en 2004, en Cádiz, reestreno de "Celeste Flora" e inicio de gira internacional.
 
 PALABRAS DE PEPE BABLÉ PARA LA PRESENTACIÓN EN CÁDIZ DEL LIBRO "CELESTE FLORA", EDITADO POR "IRREVERENTES" CON MOTIVO DE SU XX ANIVERSARIO
 
"Llevado por la responsabilidad del acto y por lo que representa, y por mi tendencia a divagar cuando hablo en público, he decidido escribir estas pocas líneas que me vais a permitir leer. Además lo hago empujado por el propio Juan, porque cuando me invitó a participar en este acto, como me conoce bien, para animarme a hacerlo se le ocurrió decirme que no me preocupara de nada: “que el acto sería sencillo y que lo único que tendría que hacer era hablar sobre lo que significa para mi “Celeste Flora”; pues toma ya, ¡sencillo!, casi nada: lo que significa para mi “Celeste Flora”. Ese fue el detonante.

Diversos momentos de la presentación del libro en la Biblioteca Provincial de Cádiz en un acto organizado por el Centro Andaluz de Las Letras. Fotos cortesía de Eva Bocanegra. 
 
Y como me manejo mejor escribiendo mis pensamientos que ordenándolos en mi cabeza para expresarlos en viva voz con coherencia, decidí juntar estas letras para no dejarme nada en el tintero y para que de verdad se me entienda.
¿Que qué significa para mi “Celeste Flora”?  Pues bien, es difícil sintetizar lo que realmente significa porque son muchos años de convivencia con sus mundos y con sus misterios y de ir creciendo con ella. Esta obra supuso, en su origen, la oportunidad de poderme enfrentar con el texto de un autor joven, atrevido, de escritura prolija e inteligente, y de una magnifica generosidad al confiármela para plasmarla en un escenario. “Celeste Flora” me permitió progresar como hombre de teatro y darme a conocer en otros lugares de la mano de este texto vital para mi porque es mucho lo que representa en diversos puntos de mi geografía emotiva y sensorial.
Lo particular, me vais a permitir que me lo reserve y no lo haga público pues forma parte de mi vida personal intima y creo que no le puede interesar a nadie; pero sí les puedo asegurar que esta obra me ayudó a abrir los ojos ante tantas cosas y me hizo reflexionar sobre tantas otras, que si hoy soy el que soy -y estoy como estoy-, en gran parte se lo debo a ella.

 
García Larrondo durante la presentacion en Cádiz de "Celeste Flora" dentro del ciclo Letras Capitales
 
 
En lo artístico, “Celeste Flora” es un texto que desde la primera lectura me enamoró. Su planteamiento, estructura, sus personajes tan bien definidos y su lenguaje poético, me ofreció la posibilidad de desplegar mi inventiva escénica con suma facilidad. Su trazado policíaco, y sus diálogos inteligentes, me incitaron de tal manera que no fue nada complicado armar el espectáculo. También ayudó sobremanera tener dos actrices de la talla de Charo Sabio y de Ángeles Rodríguez que supieron poner carne a cada palabra de Juan; ese fue el corolario perfecto de esta aventura teatral. Aventura que nos ha permitido pasear a “Flora” por diez países diferentes y confrontarla con personas de otras culturas e, incluso, lenguas distintas. Y de verdad que fue una experiencia maravillosa y gratificante.
En lo humano, “Celeste Flora” es una obra que me marcó profundamente porque me hizo reflexionar sobre lo profundo y a la vez efímero de las particularidades del amor, de reconocer el deseo reprimido desde el anhelo, de aceptar la espiritualidad como defensa ante el miedo y como tapadera de los excesos terrenales, de entender el mínimo espacio que separa a veces lo racional de la sinrazón.


Pepe Bablé, García Larrondo y la actriz Charo Sabio, que interpretó algunos emotivos pasajes de la obra.
 
Las mil y una lecturas que permiten los actos de esta mujer -perdón, de estas dos mujeres porque Flora no podría comprenderse sin Narcisse, la otra protagonista de la obra-, son un tratado de ética y de moral, de filosofía e incluso de religiosidad. En ellas están reflejados los instintos más puros y los perversos en un mismo nivel, y esto es una bendición poder tenerlo al alcance del imaginario individual en un texto teatral.
En definitiva, “Celeste Flora”, es una obra que siempre me invita a re-visitarla una y otra vez, porque es un texto que me incita, me hostiga y me ofrece la oportunidad de no dejar de lado y olvidar nunca lo mejor y lo peor que los humanos podemos hacer y sentir.
Y es que esta Flora, esta mujer mitad persona por sus pensamientos, mitad animal por sus acciones, yo ya la tengo asumida como un personaje mítico de la dramaturgia contemporánea.
Gracias Juan, por haber confiado en nosotros y habernos hecho este regalo perpetuo".
Pepe Bablé
Marzo, 2014

 
Larrondo escucha recitar a Charo Sabio, de memoria, un fragmento de "Celeste Flora". Al fondo, desenfocado pero nítido en el corazón, Pepe Bablé. Foto de Jesús Marín publicada en Diario de Cádiz tras el acto de presentación del libro.
 
 
DIVERSOS ENLACES RELACIONADOS CON LA PRESENTACIÓN DEL LIBRO:
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
PARA ADQUIRIR EL LIBRO EN LA WEB DE EDICIONES IRREVERENTES
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario