EL ANDREION

Quieran tus dioses y los míos
que Amor nos alimente el vientre.
No hay ser más afortunado
que aquel que bebe en unos labios
a un dios enamorado y a su sangre.
(De "Ecbatana", 1998)

BITÁCORA DEL ESCRITOR ESPAÑOL JUAN GARCÍA LARRONDO.

Bienvenid@! Este cuaderno está siempre en intermitente construcción. En él podrá encontrar noticias relacionadas con el autor así como enlaces para conocer algunas de sus obras editadas, aficiones, webs favoritas, notas de prensa, artículos de opinión, videos de antiguas representaciones teatrales y alguna que otra incongruencia.

Para cualquier sugerencia, contacto, contratación o palabra de aliento, sígame la pista o apúntese a la lista de invitados de El Andreion. ¡Gracias!

REDES SOCIALES:









miércoles, 19 de junio de 2013

EL "ECCE HOMO" DE LARRONDO LLEGA A LA "FUNDACIÓN ZENOBIA-JUAN RAMÓN JIMÉNEZ" DE MOGUER

La dirección de la lectura corre a cargo de Juan José Oña y se realiza por parte de los componentes del Aula de Teatro de la Universidad de Huelva.



La Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez de Moguer ha organizado para este miércoles 19 de junio a partir de las 21.00 horas, una lectura dramatizada a cargo de los componentes del Aula de Teatro de la Universidad de Huelva.
Se trata de la obra original de Juan García Larrondo ‘Ecce Homo’, en la que se nos muestran las miserias de una cadena de televisión capaz de cualquier cosa por la audiencia.
La dirección de la lectura corre a cargo de Juan José Oña.
MÁS INFORMACIÓN:
Huelva Buenas Noticias
Huelva YA
Huelva24.com



3 comentarios:

  1. Enhorabuena, Juan. Una pena que no se hagan cosas aquí, en tu tierra. Muchos de nosotros estamos orgullosos de ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sebastián. Nuestros reinos no son de este mundo. Palabras de ánimo como las tuyas compensan la levedad de nuestros pasos por la tierra. La gloria ya no es para los poetas. Quizás acabe haciéndome futbolista, o torero, o político o, incluso, lamedor de posaderas. Igual así hasta puede que cuando muera le pongan mi nombre a una plazoleta.

      Eliminar
    2. De los suburbios, por supuesto.

      Eliminar